Unas 230 personas, entre políticos, empresarios, artistas y amigos de los galardonados, asistieron a la ceremonia de entrega de la distinción que tuvo lugar el sábado en la sede de la fundación. 

ESTEBAN MERCER. ALCÚDIA. Yannik y Ben Jakober recibieron emocionados el sábado la medalla de oro de Alcúdia en un acto que contó con la presencia de muchas autoridades políticas y hasta unos 230 amigos de los artistas que se desplazaron hasta Sa Bassa Blanca desde todos los rincones de la isla.

Fue muy alabado el discurso del alcalde de Alcúdia, Miquel Ferrer, por su compromiso con el matrimonio y su Fundación. También la consellera Bàrbara Galmés quiso destacar lo unida que está a la familia debido a la participación de su marido en la obra de la casa, lo que ha generado una amistad de años.

Álvaro Middelmann, Cristina Macaya y una de sus hijas, Marieta Salas, acompañada de su prima Mercedes Truyols, la condesa de Deleytosa, Maria Zaforteza, el matrimonio Plessi, gran amigo de los homenajeados, el abogado Juan Buades acompañado de su esposa Teresa y mucha gente de la cultura como Neus Cortés, elegantísima con un modelo recién traído de Nueva York. Muy apropiado para la garden party, el galerista Joan Guaita con sombrero panamá incluido. Y no podía faltar una amplia representación de la sociedad alemana residente en la isla. Curioso lo tarde que llegaron los Kewenig de San Felio acompañados de sus hijos, que levantan pasiones en la sociedad isleña por su atractivo.
El acto había comenzado a las seis con una visita a las exposiciones. A las siete, y bajo una preciosa carpa oriental, tuvo lugar el acto de entrega, elegante por la brevedad de los discursos y la emoción contenida de Ben, que agradeció la concesión con un parlamento en el que, parafraseando a Robert Graves cuando se encontró en Deià en circunstancias similares, dijo que se sentían más felices que si se les hubiera otorgado el premio Nobel.
Además, Jakober anunció el "orgullo" sentido por "pretender contar con una oferta museística de nivel internacional digna de representar a Mallorca", y añadió su intención de centrar sus esfuerzos en el ámbito didáctico para que, desde una edad temprana, los niños tengan "acceso al misterio y asombro del arte" y cultiven así "el deseo de acudir a los museos y por lo tanto tener una alternativa al mundo prosaico y materialista que propone la pequeña pantalla".
Posteriormente, hubo coctel en los jardines de la residencia y despedida a las ocho y media, como habían previsto los organizadores.
La de cenas importantes que se produjeron después es tema para otra crónica, pero la del sábado fue una de las grandes noches del verano mallorquín.

Ubicado en Alcudia, Mallorca, España, msbb es un museo plenamente integrado a la naturaleza totalmente protegida y declarada reserva biológica.
msbb - Museo Sa Bassa Blanca

msbb

Museo Sa Bassa Blanca

Fundación Yannick y Ben Jakober

 

Suscribirse